No necesita silla


One response to “No necesita silla”

Quizás porque el otro ya lo mandó a flotar al más allá.
Interesante cuadro para colgar en un bar.
Pudiera nadie notarlo.

INICIO